SALMAN RUSHDIE: "EL RESPETO A LAS RELIGIONES ESCONDE MIEDO A LA VIOLENCIA"

English: Salman Rushdie at the Vanity Fair par...

English: Salman Rushdie at the Vanity Fair party celebrating the 10th anniversary of the Tribeca Film Festival. (Photo credit: Wikipedia)
El 14 de febrero de 1989, Salman Rushdie recibió una llamada de una periodista de la BBC que le anunció que había sido “condenado a muerte” por el ayatolá Jomeini. ¿Su delito? Haber escrito una novela Los versos satánicos. Doce años después, el autor rememora en el libro Joseph Anton (Mondadori), cómo vivió en clandestinidad, y cómo afectó a su vida personal esta persecución.
FUENTE:
English: Actress Pia Glenn and Salman Rushdie ...

English: Actress Pia Glenn and Salman Rushdie at the Vanity Fair party to kick of the 2009 Tribeca Film Festival. (Photo credit: Wikipedia)
“No tiene sentido que las religiones exijan que no se las critique. Estos días cuando oigo a la gente decir que hay que respetar las religiones, lo que quieren decir es que tenemos miedo a la violencia, porque ese respeto, lo que realmente esconde es el miedo a la violencia”, explica Rushdie en una entrevista con Europa Press.
“Estoy cansado de que las religiones exijan un trato especial. No hay ninguna razón por las que se les deba dar un trato especial. Tenemos que poder hablar de las cosas en serio, pero también con sátira”, alega en referencia a las caricaturas publicadas en las que se ridiculiza al profeta Mahoma y a otras persecuciones contra escritores.
English: Paul Auster, Salman Rushdie and David...

English: Paul Auster, Salman Rushdie and David Shankbone at a breakfast for Amos Oz in New York City. Photographers blog post about this event and photograph. (Photo credit: Wikipedia)
A este respecto, señala que las acusaciones de blasfemias y herejía que recayeron sobre él parecían más pertenecer a la “inquisición española” que al siglo XX, y subraya que este comportamiento era solo el inicio de un tipo de “política extremista” por parte del mundo musulmán y subraya cómo esa violencia se ha ido propagando por el mundo y cita el caso del periodista asesinado en Turquía o de otros escritores perseguidos.
“Las acusaciones son las mismas que yo recibí. Estos ataques se han ido expandiendo y propagando, porque los atentados del 11 de septiembre fueron sólo el eslabón de una cadena. Y las manifestaciones de estos días forman parte de ese mismo espíritu intransigente e intolerante”, ha explicado Salman Rushdie durante su presentación del libro en Madrid.
Los niños del agua

Los niños del agua (Photo credit: El Otro López)
En esta misma línea afirma que el vídeo colgado en Youtube sobre Mahoma es “malísimo” y “no hace falta hacer quemas”. “En Youtube hay tantas cosas, que cualquiera de nosotros puede sentirse ofendido. Pero el vídeo es ridículo y me parece erróneo responder así ante un vídeo como ese, pero esta reacción forma parte de una paranoia mucho más grande. En el mundo musulmán se extiende la creencia de que hay una conspiración para destruir el Islam, y que los líderes occidentales están detrás”. “Es evidente que esa conspiración no existe y vemos cómo la paranoia desemboca en la violencia”, alega.
“No tenemos que doblegarnos ante el miedo”, proclama el autor, quien ha tardado más de diez en ponerse a escribir esta novela “autobiográfica” porque quería alcanzar un estado de “tranquilidad mental” y estar libre de emociones negativas.
La piedra lunar / Wilkie Collins

La piedra lunar / Wilkie Collins (Photo credit: lalagonca)
En esta misma línea reconoce que tras escribir Josep Anton no siente ningún tipo de amargura o rencor hacia quienes le condenaron y obligaron a pasar diez años de su vida escondido. “Rendirme ante la amargura sería una derrota. Esperé tanto porque quería tener el control de mis emociones y no escribirlo con amargura, era necesario que la rabia pasara” confiesa.
English: Paul Auster, Salman Rushdie and Shimo...

English: Paul Auster, Salman Rushdie and Shimon Peres at a breakfast honoring Israeli literary legend Amos Oz on the Upper East Side of Manhattan in New York City. Photographers blog post about this event and photograph. (Photo credit: Wikipedia)
En las páginas de este libro, de casi 700 páginas, Rushdie no sólo habla de las realidades, a veces incluso cómicas que tuvo que vivir, siempre rodeado de policías armados o protectores, sino también rememora su vida personal desde los años difíciles en la Universidad hasta sus fracasos matrimoniales.
“Para escribir una autobiografía hay que contar la verdad; hay que ser más autocrítico. El lector quiere comprender sus puntos flacos y sus puntos fuertes, sus virtudes y sus defectos. Hay que hablar de lo que uno lamenta haber hecho o lo que uno hubiera querido hacer mejor”, señala.
El título del libro hace referencia al alias que eligió para que la policía pudiera llamarlo. Pensó en sus escritores preferidos y las posibles combinaciones de nombres de estos; y de pronto se le ocurrió: Conrad y Chéjov, Joseph Anton.
Nick Carter

Nick Carter (Photo credit: Hablando del asunto)
Y para ser más crítico consigo mismo en esta autobiografía, Rushdie se sirve de la tercera persona y así consigue ver al personaje central de la novela ( él mismo) de forma más “crítica y objetiva”. “Un libro de estas características tiene que ser duro y crítico con uno mismo. Sé que se critican a algunas personas en el libro, pero a quien más se critica es al autor”, confiesa.
Preguntado por el momento en que más miedo pasó, el autor de Los versos satánicos señala que fue cuando pensó que habían asaltado a su hijo y a su madre. “Fue una serie de errores de comunicación y luego todo el mundo estaba bien, pero por varias horas creía que mi hijo y mi madre habían sido asesinados o secuestrados y ese día siempre lo consideraré el peor de mi vida, fue el único momento en todo ese periodo en el que realmente me hundí”.
Respecto a sus proyectos de futuro, Rushdie ha anunciado que está trabajando en una serie de televisión de ciencia ficción en Estados Unidos, “pero esto está en un estado muy incipiente, lo que sí me gustaría es sentarme tranquilamente y escribir una novela de ficción”, concluye.
Author Salman Rushdie having a discussion with...

Author Salman Rushdie having a discussion with Emory University students (Photo credit: Wikipedia)
Rushdie nació en Bombay en 1947. Publicó su primera novela, Grimus, en 1975, le siguieron Hijos de la medianoche (Literatura Mondadori, 2009), Vergüenza (Debolsillo, 2006), galardonada en Francia con el Premio al Mejor Libro Extranjero; Los versos satánicos (Debolsillo, 2004), distinguida con el premio Withbread a la mejor novela; El último suspiro del moro (Debolsillo, 2006); El suelo bajo sus pies (1999); Furia (Debolsillo, 2003), Shalimar el payaso (Literatura Mondadori, 2005) y La encantadora de Florencia (Literatura Mondadori, 2009).
The Satanic Verses

The Satanic Verses (Photo credit: Wikipedia)
Anuncios

CINCO POEMAS DE DELMIRA AGUSTINI

Mis abuelos paternos

Mis abuelos paternos (Photo credit: Humberto Terenziani)
DELMIRA AGUSTINI (1887 – 1914)
Delmira Agustini nació en Montevideo el 24 de octubre de 1887. Muy temprano escribe sus primeros poemas y desde 1902 colabora en publicaciones periódicas nacionales y extranjeras. En 1907 edita su primer poemario, El libro blanco, al que siguen Cantos de la mañana (1910) y Los cálices vacíos (1913). Muere trágicamente el 6 de julio de 1914 en Montevideo.
The poet Delmira Agustini.

The poet Delmira Agustini. (Photo credit: Wikipedia)
Delmira
En esta pieza de alquiler fue citada por el hombre que había sido su marido; y queriendo tenerla, queriendo quedársela, él la amó y la mató, matándose él después.
Publican los diarios uruguayos la foto del cuerpo que yace tumbado junto a la cama, Delmira abatida por dos tiros de revólver, desnuda como sus poemas, las medias caídas, toda desvestida de rojo:
-Vamos más lejos en la noche, vamos…
Delmira Agustini escribía en trance. Había cantado a las fiebres del amor sin pacatos disimulos, y había sido condenada por quienes castigan en las mujeres lo que en los hombres aplauden, porque la castidad es un deber femenino y el deseo, como la razón, un privilegio masculino. En el Uruguay marchan las leyes por delante de la gente, que todavía separa el alma del cuerpo como si fueran la Bella y la Bestia. De modo que ante el cadáver de Delmira se derraman lágrimas y frases a propósito de tan sensible pérdida de las letras nacionales, pero en el fondo los dolientes suspiran con alivio: la
muerta, muerta está, y más vale así.
Pero, ¿muerta está? ¿No serán sombra de su voz y ecos de su cuerpo todos los amantes que en las noches del mundo ardan? ¿No le harán un lugarcito en las noches del mundo para que cante su boca desatada y dancen sus pies resplandecientes?
English: Central Cemetery of Montevideo, Urugu...

English: Central Cemetery of Montevideo, Uruguay. Español: Cementerio Central de Montevideo, Uruguay. (Photo credit: Wikipedia)

El intruso

Amor, la noche estaba trágica y sollozante
cuando tu llave de oro cantó en mi cerradura;
luego, la puerta abierta sobre la sombra helante,
tu forma fue una mancha de luz y de blancura.
Todo aquí lo alumbraron tus ojos de diamante;
bebieron en mi copa tus labios de frescura;
y descansó en mi almohada tu cabeza fragante;
me encantó tu descaro y adoré tu locura.
¡Y hoy río si tú ríes, y canto si tú cantas;
y si duermes, duermo como un perro a tus plantas!
¡Hoy llevo hasta en mi sombra tu olor de primavera;
y tiemblo si tu mano toca la cerradura;
y bendigo la noche sollozante y oscura
que floreció en mi vida tu boca tempranera!
Playa del Cerro de Montevideo, Uruguay.

Playa del Cerro de Montevideo, Uruguay. (Photo credit: Wikipedia)

Boca a boca

Copa de vino donde quiero y sueño
beber la muerte con fruición sombría,
surco de fuego donde logra Ensueño
fuertes semillas de melancolía.
Boca que besas a distancia y llamas
en silencio, pastilla de locura,
color de sed y húmeda de llamas…
¡Verja de abismos es tu dentadura!
Sexo de un alma triste de gloriosa;
el placer unges de dolor; tu beso,
puñal de fuego en vaina de embeleso,
me come en sueños como un cáncer rosa…
Joya de sangre y luna, vaso pleno
de rosas de silencio y de armonía,
nectario de su miel y su veneno,
vampiro vuelto mariposa al día.
Tijera ardiente de glaciales lirios,
panal de besos, ánfora viviente
donde brindan delicias y delirios
fresas de aurora en vino de poniente…
Estuche de encendidos terciopelos
en que su voz es fúlgida presea,
alas del verbo amenazando vuelos,
cáliz en donde el corazón flamea.
Pico rojo del buitre del deseo
que hubiste sangre y alma entre mi boca,
de tu largo y sonante picoteo
brotó una llaga como flor de roca.
Inaccesible… Si otra vez mi vida
cruzas, dando a la tierra removida
siembra de oro tu verbo fecundo,
tú curarás la misteriosa herida:
lirio de muerte, cóndor de vida,
¡flor de tu beso que perfuma al mundo!
Fuente en la entrada del antiguo Cabildo de Mo...

Mis amores

Hoy han vuelto.
Por todos los senderos de la noche han venido
a llorar en mi lecho.
¡Fueron tantos, son tantos!
Yo no sé cuáles viven, yo no sé cuál ha muerto.
Me lloraré yo misma para llorarlos todos.
La noche bebe el llanto como un pañuelo negro.
Hay cabezas doradas a sol, como maduras…
Hay cabezas tocadas de sombra y de misterio,
cabezas coronadas de una espina invisible,
cabezas que son rosa, la rosa del ensueño,
cabezas que se doblan en cojines de abismo,
cabezas que quisieran descansar en el cielo,
algunas que no alcanzan a oler a primavera,
y muchas que trascienden a las flores de invierno.
Todas esas cabezas me duelen como llagas…
me duelen como muertos…
Español: Vista parcial de la ciudad desde el C...

Español: Vista parcial de la ciudad desde el Cerro de Montevideo. (Photo credit: Wikipedia)
¡Ah…! y los ojos…los ojos me duelen más: ¡son dobles..!
Indefinidos, verdes, grises, azules, negros,
abrasan si fulguran,
son caricias, dolor, constelación, infierno.
Sobre toda su luz, sobre todas sus llamas,
se iluminó mi alma y se templó mi cuerpo.
Ellos me dieron sed de todas esas bocas…
de todas esas bocas que florecen mi lecho:
vasos rojos o pálidos de miel o de amargura
con lises de armonía o rosas de silencio,
de todos esos vasos donde bebí la vida,
de todas esos vasos donde la muerte bebo…
El jardín de sus bocas, venenoso, embriagante,
en donde respiraban “sus almas” y “sus cuerpos”.
Humedecido en lágrimas
han rodeado mi lecho…
Y las manos, las manos colmadas de destinos,
secretas y alhajadas de anillos de misterio…
Hay manos que nacieron con guantes de caricia,
manos que están colmadas de la flor del deseo,
manos en que se siente un puñal nunca visto,
manos en que se ve un intangible cetro;
pálidas o morenas, voluptuosas o fuertes,
en todas, todas ellas, puede engarzar un sueño.
Con tristeza de almas se doblegan los cuerpos,
sin velos, santamente vestidos de deseo.
Imanes de mis brazos, panales de mi entraña
como invisible abismo se inclinan en mi lecho…
¡Ah, entre todas las manos, yo he buscado tus manos!
Tu boca entre las bocas, tu cuerpo entre los cuerpos,
de todas las cabezas yo quiero tu cabeza,
de todos esos ojos, ¡tus ojos sólo quiero!
Tú eres el más triste, por ser el más querido,
tú has llegado el primero por venir de más lejos…
¡Ah, la cabeza oscura que no he tocado nunca
y las pupilas claras que miré tanto tiempo!
Las ojeras que ahondamos la tarde y yo inconscientes,
la palidez extraña que doblé sin saberlo,
ven a mí: mente a mente;
ven a mí: cuerpo a cuerpo.
Tú me dirás que has hecho de mi primer suspiro…
Tú me dirás que has hecho del sueño de aquel beso…
Me dirás si lloraste cuando te dejé solo…
¡Y me dirás si has muerto…!
Si has muerto,
mi pena enlutará la alcoba lentamente,
y estrecharé tu sombra hasta apagar mi cuerpo.
Y en el silencio ahondado de tinieblas,
y en la tiniebla ahondada de silencio,
nos velará llorando, llorando hasta morirse
nuestro hijo: el recuerdo.
Llamas (Lama glama) in the sunset near San Ped...

Llamas (Lama glama) in the sunset near San Pedro de Atacama at an altitude of approximately 2,400m (7,900 ft), Chile Norte Grande. (Photo credit: Wikipedia)

El arroyo

¿Te acuerdas?
El arroyo fue la serpiente buena…
Yo muero extrañamente…
No me mata la Vida,
¿Te acuerdas?
El arroyo fue la serpiente buena…
Fluía triste y triste como un llanto de ciego
cuando en las piedras grises
donde arraiga la pena
como un inmenso lirio se levantó tu ruego.
Mi corazón, la piedra más gris y más serena,
despertó en la caricia de la corriente y luego
sintió cómo la tarde, con manos de agarena,
prendía sobre él una rosa de fuego.
Y mientras la serpiente del arroyo blandía
el veneno divino de la melancolía,
tocada de crepúsculo me abrumó tu cabeza,
la coroné de un beso fatal, en la corriente
vi pasar un cadáver de fuego… Y locamente
me derrumbó en tu abrazo profundo la tristeza.

METAPOESÍA EN OTRAS LENGUAS LITERARIAS:LITERATURA ALEMANA

Paul Celan
Virgilio Milani: bassorilievo (Rovigo)

Virgilio Milani: bassorilievo (Rovigo) (Photo credit: Fabrizio Pivari)
HERMANN BROCH
Para el austriaco Hermann Broch (1886-1951), autor de La muerte de Virgilio(1945), una de las novelas imprescindibles del siglo XX, la poesía es una forma de conocimiento. Broch incorpora el pensamiento al lenguaje poético, consiguiendo poemas intensos y llenos de sugerencias.
POR EJEMPLO: WALT WHITMAN
Donde los tallos brotan, en el medio terrestre del ser,
Allí se levanta la poesía:
Sin embargo, llega hasta la frontera más externa de la vida,
Y ¡mira!, no está fuera,
Está en el alma.
Dentro la frontera y fuera el medio,
Uno pariendo al otro, uno entretejido en el otro,
Sólo esto es poesía…
Sin duda, al final descubres con sorpresa
Que es sencillamente tu vida,
La vida del hombre.
1943. Poemas, 1953. Traducción de Monserrat Armas y Rafael-José Díaz.
Virgilio Milani: Fontana della Riconoscenza

Virgilio Milani: Fontana
Paula Modersohn-Becker. Rainer Maria Rilke, 1906
Paula Modersohn-Becker. Rainer Maria Rilke, 1906 (Photo credit: Wikipedia)

della Riconoscenza (Photo credit: Fabrizio Pivari)
RAINER MARIA RILKE
El poeta checo, en lengua alemana, Rainer Maria Rilke (1875-1926) expresó sus inquietudes existenciales en libros como Elegías de Duino y los Sonetos a Orfeo(1923). “Convertir la angustia en cosas” será la divisa de su poetizar.
¡OH, ALIENTO, TÚ, INVISIBLE POEMA!…
¡Oh, aliento, tú, invisible poema!
Puro trueque jamás interrumpido
del propio ser y el espacio del mundo.
Equilibrio en el que rítmicamente me sucedo.
Onda única del mar
que paulatinamente soy;
tú, el más rico en reservas de los mares
posibles, pura ganancia de espacio.
Cuántos de estos puntos de los espacios
estuvieron ya interiormente en mí.
Algunos vientos son como hijos míos.
¿Me reconoces tú, aire, lleno aún de lugares
en otro tiempo míos? Tú, una vez, lisa corteza,
redondez y hoja de mis palabras.
Sonetos a Orfeo, 1923. Parte II, soneto I. Traducción de Jaime Ferreiro.
Uno Kiss

Uno Kiss (Photo credit: maury.mccown)
Scan of Book Requiem of Rainer Maria Rilke

Scan of Book Requiem of Rainer Maria Rilke (Photo credit: Wikipedia)
PAUL CELAN
El rumano Paul Celan (1920-1970) es uno de los mayores poetas de la lengua alemana. En su poema “Fuga de la muerte” expresó el trágico destino del pueblo judío.
HACIA DONDE SE ME CAYÓ LA PALABRA QUE ERA INMORTAL…
Hacia donde se me cayó la palabra que era inmortal:
en la garganta del cielo detrás de la frente,
hacia allí va, asistida por saliva y basura,
la Siete-Estrellas que conmigo vive.
En la bitácora las rimas, el aliento en el estiércol,
el ojo un serviola de imágenes –
y sin embargo: un silencio erguido, una piedra,
que rodea la escala del diablo.
La rosa de nadie, 1963. Traducción de José Luis Reina.
HABLA TAMBIÉN TÚ
Habla también tú
sé el útimo en hablar,
di tu decir.
Habla-
Pero no separes el No del Sí.
Y da a tu decir sentido:
dale sombra.
Dale sombra bastante,
dale tanta
cuanta en torno de ti tú sabes extendida entre
medianoche y mediodía y medianoche.
Mira en torno:
ve cómo alrededor todo se hace viviente
¡En la muerte! ¡Viviente!
Dice la verdad quien dice sombra.
Pero se estrecha ahora el lugar donde estás:
¿Adónde ahora, despojado de sombra, adónde?
Asciende. Tanteante, asciende.
Te haces más sutil, más irreconocible, más fino.
Más fino: un hilo
por el que quiere descender la estrella
para abajo nadar, al fondo,
donde se ve brillar: sobre móviles dunas
de palabras errantes.
De umbral en umbral, 1955. Traducción de José Ángel Valente.
Quiqualis , Chinese Honeysuckle, Rangoon Creep...

Quiqualis , Chinese Honeysuckle, Rangoon Creeper ‘s flower and buds…Hoa và nụ của cây Sứ Quân Tử, dây Giun ….. (Photo credit: Vietnam Plants & America plants)
FRIEDRICH HÖLDERLIN
La poesía del alemán Friedrich Hölderlin (1770-1845) expresa la aspiración a un mundo ideal, que es identificado con la Grecia clásica. Los poetas simbolistas admiraron la profundidad espiritual y el carácter intuitivo de sus versos.
A LOS JÓVENES POETAS
Mis queridos hermanos, quizá va a madurar
nuestro arte, tras un largo fermentar juvenil,
y llegará a lograr la calma de lo bello;
no dejéis la virtud, imitad a los griegos.
A los dioses amad, pensad en los mortales.
Ni ebriedad ni frialdad, ni descripción
ni lección; si os asusta algún maestro,
pedid sólo consejo a la naturaleza.
Traducción de Federico Bermúdez-Cañete.
A NUESTROS GRANDES POETAS
Las riberas del Ganges oyeron el triunfo
del dios de la alegría, el joven Baco,
cuando llegó del Indo conquistándolo todo,
despertando a los pueblos con el vino sagrado.
¡Poetas, despertad de su letargo
a todos los que duermen todavía. Dadnos leyes
y dadnos la vida, oh héroes. ¡Y venced!
Pues como Baco tenéis derecho a la victoria.
Traducción de Federico Gorbea.
Friedrich Hölderlin

Friedrich Hölderlin (Photo credit: Wikipedia)
LOS POETAS HIPÓCRITAS
Fríos hipócritas, no habléis de dioses.
Sois demasiado razonables para creer en Helios,
en Júpiter tonante, en el dios de los mares.
Muerta está la Tierra, ¿cómo agradecerle?
¡Consolaos, dioses! El alma huyó de vuestros nombres
pero seguís embelleciendo nuestros poemas.
Y cuando se requiere un grandioso nombre,
a ti se te invoca, ¡Madre Naturaleza!
Traducción de Federico Gorbea.
Adonais y otros poemas de P.B. Shelley - Ensay...

Adonais y otros poemas de P.B. Shelley – Ensayos de Friedrich Hölderlin – Poesía expresionista – Diario del primer amor de Giacomo Leopardi… (Photo credit: Antonio Marín Segovia)
INGEBORG BACHMANN
La poeta austriaca Ingeborg Bachmann (1926-1973) aborda en sus versos el tema de la amenaza existencial del individuo a través de la omnipotencia de la Historia. Los dos focos de su obra son el conocimiento poético del mundo y la visión nostálgica de los sueños de los hombres.
VOSOTRAS, PALABRAS
Para Nelly Sachs, la amiga, la poeta, en veneración
¡Vosotras, palabras, levantaos, seguidme!
y aunque ya estemos lejos,
demasiado lejos, nos alejaremos una vez
más, hacia ningún final.
No aclara.
La palabra
sólo arrastrará
otras palabras,
la frase otras frases.
El mundo así quiere,
definitivamente,
imponerse,
quiere estar dicho ya.
No la digáis.
Palabras, seguidme,
¡que no se vuelva definitiva
–esta ansia del verbo
y dicho y contradicho!
Dejad ahora un rato
que ninguno de los sentimientos hable,
que el músculo corazón
se ejercite de manera diferente.
Dejad, digo, dejad.
Nada, digo yo, susurrado
al oído supremo,
que sobre la muerte no se te ocurra nada,
deja y sígueme, ni dulce
ni amargo,
ni consolador,
no significativamente
sin consuelo
tampoco sin signos–
Y sobre todo, no eso: la imagen
en el tejido de polvo, el retumbar vacío
de sílabas, palabras de agonía.
¡Sin decir nada,
vosotras, palabras!
Poemas, 1957-1961. Traducción de Cecilia Dreymüller y Concha García.
English: Signature of Friedrich Hölderlin

English: Signature of Friedrich Hölderlin (Photo credit: Wikipedia)
BERTOLT BRECHT
La poesía de Bertolt Brecht (1898-1956) pretende, como su teatro, sacudir la conciencia del lector, y así, participar de la lucha por la emancipación social de la humanidad.
Logo for a course "Bertolt Brecht"

Logo for a course “Bertolt Brecht” (Photo credit: Wikipedia)
MALOS TIEMPOS PARA LA POESÍA
¡Vaya si lo sé! Sólo el feliz
está bien considerado. Su voz
se oye con gusto. Bonita es su cara.
El árbol contrahecho en la granja
es señal de suelo malo, pero
los transeúntes lo deniegan por contrahecho.
Por cierto: con razón.
Los brotes verdes y las velas alegres del Sund
no los veo. De todo,
lo único que veo son las redes rotas de los pescadores.
¿Por qué hablo sólo
de la labradora de cuarenta años que va encorvada?
Los pechos de las muchachas
dan calor como antaño.
En mi corazón una rima,
me parecería casi como una petulancia.
En mí se combaten la exaltación por un manzano en flor
y el terror a la palabrería del pintor de brocha gorda.
Pero sólo lo segundo me empuja a la mesa de escribir.
1938. Traducción de Hans Leopold Davi.
09-52 Manos - Habla con mi mano

09-52 Manos – Habla con mi mano (Photo credit: alemaner)
GOTTFRIED BENN
Gottfried Benn (1886-1956) es el más genuino representante del expresionismo alemán en poesía. Su obra, profundamente subjetiva, proyecta una visión cáustica de la vida humana, que se resume en envejecimiento, enfermedad y muerte.
Hölderlin's autograph of the first three stanz...

Hölderlin’s autograph of the first three stanzas of his ode “Ermunterung” (“Exhortation”) (Photo credit: Wikipedia)
VERSOS
Si alguna vez la divinidad, profunda e incognoscible,
resucitó en un ser y habló,
en versos fue, pues sin fin
rompía en ellos el tormento de los corazones;
hace tiempo que los corazones fluyen con la lejanía,
pero la estrofa corre de boca en boca,
resiste las luchas entre los pueblos
y sobrevive al poder y al pacto asesino.
Canciones también que una pequeña tribu cantó,
indios, yakis de palabra azteca,
hace mucho vencidos por la avaricia del hombre blanco,
perduran como calladas estrofas de los labriegos:
“Ven, hijito, ven, con el adorno de las siete espigas,
ven, hijito, ven, con collares y piedras de jade,
el dios del maíz clava en el campo el sistro,
para alimentarnos, y en ti se ha de cumplir el sacrificio.”
El gran murmurar a aquel que, habiendo hundido sus
barcazas prestó, uncido, al espíritu,
aspirar, expirar, apartar de un soplo -formas de respirar
de penitencias hindúes y de faquires-,
el gran yo mismo, el sueño omnímodo, puesto a todo aquel
en el corazón que callado se consagra,
se mantiene en salmos y en vedas,
hace escarnio de toda acción y resiste al tiempo.
Dos mundos que se tocan y se oponen,
solo el hombre es bajo cuando duda;
sin poder vivir del momento,
al momento se debe;
el poder se desvanece con la escoria de sus perfidias,
mientras que un verso construye los sueños de los pueblos
que a la bajeza los sustrae,
inmortalidad en las palabras y en los sones.
Poemas biográficos, 1941. Traducción de Arturo Parada.

"METAPOESÍA EN LENGUA ESPAÑOLA:HISPANOAMÉRICA"

House upstairs / La casa de arriba

House upstairs / La casa de arriba (Photo credit: . SantiMB .)
English: Ernesto Cardenal read his poems in La...

English: Ernesto Cardenal read his poems in La Chascona (Santiago, Chile) Français : Ernesto Cardenal lit ses poèmes à La Chascona (Santiago, Chili) (Photo credit: Wikipedia)
Español: La Venus de la poesía. 1913. Óleo y t...

Español: La Venus de la poesía. 1913. Óleo y temple sobre lienzo. 110 x 180 cm. Colección particular. (Photo credit: Wikipedia)
VICTOR RODRÍGUEZ NÚÑEZ
La competencia, de José Franco
Para Víctor Rodríguez Núñez (Cuba, 1955), la poesía no se puede definir, porque es siempre “algo más”. Su naturaleza es híbrida: se mueve entre el oficio y la inspiración, la idea y el sentimiento, el testimonio y la evasión.
ENTRADA
No sé por qué camino
pero he llegado aquí
Hasta este raro sitio
sin casas ni paisaje
Este lugar desnudo
de las piedras al alma
donde el mundo germina
Quizás también tú llegas
siguiendo ese camino
En esta vida harta
de aciertos y certezas
sólo el error nos une
La poesía es el reino
de los equivocados
Oración inconclusa, 2000.
ABEL ROBINO
Ánforas, de Abel Robino
La poesía del argentino Abel Robino (1952) está marcada por la experiencia del exilio: la ausencia, la pérdida, el desarraigo son los temas que la recorren. Su estilo se caracteriza por el uso de imágenes deslumbrantes, de hondo patetismo.
ARTE POÉTICA
Lo invisible es fácil de ver y yo diré la verdad :
en mi juventud, escudriñé el cielo con un ojo fanático
mitad cólera, mitad estupor
esperando que de lo alto se anunciase el día
y me descubriese así la boca abierta al infinito.
En la edad sin razón, siguiendo consejos llegué a probar
con un escorpión sobre la lengua,
qué otra cosa que unas pocas tinieblas a descubrir
se le puede pedir a la delicada virtud de un aguijón.
Con los años y las ruinas de la ilusión intenté
vislumbrar algo, arrancando de mi mente todo convencimiento
de lo real y tan solo agité la cabeza en un largo sí,
en un largo no.
Desahuciado visité la muerte en la fosa de los elefantes
donde oí decir de nada sirve venir a enumerar huesos
perdidos mientras lo singular y desconocido,
como una pulga, salta entre nosotros.
Lo invisble es fácil de ver y yo diré la verdad :
solo es necesario desinfectar el misterio
y larga vida a las promesas,
y larga vida a sus inocentes.
Hiel por hiel, 1997.
English: coat of arms of Huse of Este since 12...

English: coat of arms of Huse of Este since 1239. Italiano: stemma nobiliare della famiglia Este dal 1239. (Photo credit: Wikipedia)
GUILLERMO RODRÍGUEZ RIVERA
La mano creadora, de Juan Francisco Elso
Guillermo Rodríguez Rivera (Cuba, 1943) forma parte del grupo de poetas que se dio a conocer a través de la revista El Caimán Barbudo, y que, bajo el magisterio de Roberto Fernández Retamar, se propuso la interiorización en el discurso poético del proceso revolucionario cubano.
CÓDIGO LABORAL
No seas deshonesto, poeta,
ensayista, novelista.
La deshonestidad traza un breve camino
centelleante,
que no va a ningún sitio.
No jures por la luna, hombre de letras.
Asume tu destino
que, digan lo que digan,
estás hablando para siempre
y tus palabras
van a quedar escritas sobre piedra.
Si no vives con la verdad,
guarda tu pluma;
si tienes que mentir,
busca otro oficio.
Para salir del siglo XX, 1994.
Hasta cuando?

Hasta cuando? (Photo credit: NeoGaboX)
OSVALDO ULLOA
Todavía te busco y no te encuentro, detalle XX, de Javier Azurdia
Osvaldo Ulloa (Chile, 1954-2008), discípulo aventajado de Ernesto Cardenal, es autor de breves poemas, de lenguaje sencillo y natural, en torno a la trascendencia del amor. Conjuga la tradición clásica del epigrama con referentes e imágenes muy contemporáneos.
NO TENÍA QUÉ COMER…
No tenía qué comer
pero te tenía a ti, poesía
no tenía donde dormir
pero te tenía a ti, poesía
no tenía qué ponerme
pero te tenía a ti, poesía
y cuando me empezó a ir bien
cuando empecé a comer bien
cuando tuve una blanda cama
cuando fueron varias mis camisas
cuando ella empezó a amarme de veras
entonces tú creyendo que era feliz
te fuiste lejos
dejándome ciego sordo mudo.
Poemas de amor, 1996.
...he conservado intacto tu paisaje pero no sé...

…he conservado intacto tu paisaje pero no sé hasta dónde está intacto sin vos… (Photo credit: Luz Adriana Villa A.)
PIEDAD BONNETT
La vecina de enfrente, de Heriberto Cogollo
Según Piedad Bonnett (1951), los poemas expresan “las incertidumbres eternas de una manera siempre nueva”. La crítica reconoce en ella a una de las más valiosas voces de la poesía colombiana contemporánea, capaz de indagar, con un lenguaje hondo y transparente, en las más profundas galerías del alma.
VUELTA A LA POESÍA
Otra vez vuelvo a ti.
Cansada vengo, definitivamente solitaria.
Mi faltriquera llena de penas traigo, desbordada
de penas infinitas,
de dolor.
De los desiertos vengo con los labios ardidos
y la mirada ciega
de tanto duro viento y ardua arena.
Abrazada de sed,
vengo a beber de tus profundos manantiales,
a rendirme en tus brazos,
hondos brazos de madre, y en tu pecho
de amante, misterioso,
donde late tu corazón como un enigma.
Ahora
que descansando estoy junto al camino,
te veo aparecer en cada cosa:
en la humilde carreta
en que es más verde el verde de las coles,
y en el azul en que la tarde estalla.
Humilde vuelvo a ti con el alma desnuda
a buscar el reflejo de mi rostro,
mi verdadero rostro
entre tus aguas.
De círculo y ceniza, 1989.
MADRE E HIJO
El poeta
bebe el agua del Tigris y del Eufrates,
se desvela y a veces tiene caspa,
y en los salones tiene reservado su puesto
y los zorros lamen su mano antes de huir espantados
por el bronco sonido de su verso.
De púas, de cuchillos, es la piel del poeta.
Con el despertar de la luz sangra la piel del poeta.
A veces, desalado, silencioso,
desierto de los pies a la cabeza,
anochece de bruces en su cama.
La envidia del poeta es amarilla,
su ilusión es azul como un cielo sin guardas.
A ratos a sí mismo se devora, se corta en pedacitos, se reparte,
se mira en el espejo, escupe, llora
sobre los baldosines de la infancia.
El poeta envejece, engorda, eructa,
y en ocasiones el poeta muere.
La poesía, que es inmortal, lo mira desde arriba,
ciega de luz y ajena como una estrella antigua.
Nadie en casa, 1994.
Sitio da Ressaca
MICHÈLE NAJLIS
Sin título, de Hugo Palma
La poesía de juventud de Michèle Najlis (Nicaragua, 1946), rebelde y exaltada, participa del sueño colectivo de la revolución. En sus últimos libros, evoluciona hacia una poesía meditativa y amorosa, formalmente más elaborada.
QUIERO UN POEMA SENCILLO Y BUENO…
Quiero un poema sencillo y bueno
como el pan,
caliente y oloroso
con ese olor de gente,
de harina,
de manos amasando
y de un gran fuego rojo en el cielo del horno.
Quiero decirte: Ven,
mi pan es tuyo
¿no ves qué manos lo amasaron?
¿no ves que un mismo amor lo ha cocido
y que mis manos y las tuyas
estuvieron juntas en la panadería?
¿No ves que venimos amasando pan
desde el primer grano que sembramos?
Ven:
compartamos el pan y la esperanza
aunque el dolor sea largo
y la angustia infinita.
El viento armado, 1969.
House in the water / Casa en el agua

House in the water / Casa en el agua (Photo credit: . SantiMB .)

EN VERDAD OS DIGO,CUENTO DE JUAN JOSÉ ARREOLA

English: St. Niklaus, Valais, Switzerland
Manuel Casanueva Carrasco. Obra en el Pacífico

Manuel Casanueva Carrasco. Obra en el Pacífico (Photo credit: Wikipedia)
Saint Niklaus-MBA Lyon A1549-IMG 0642

Saint Niklaus-MBA Lyon A1549-IMG 0642 (Photo credit: Wikipedia)
Todas las personas interesadas en que el camello pase por el ojo de la aguja, deben inscribir su nombre en la lista de patrocinadores del experimento Niklaus.
Desprendido de un grupo de sabios mortíferos, de esos que manipulan el uranio, el cobalto y el hidrógeno, Arpad Niklaus deriva sus investigaciones actuales a un fin caritativo y radicalmente humanitario: la salvación del alma de los ricos.
Propone un plan científico para desintegrar un camello y hacerlo que pase en chorro de electrones por el ojo de una aguja. Un aparato receptor (muy semejante en principio a la pantalla de televisión) organizará los electrones en átomos, los átomos en moléculas y las moléculas en células, reconstruyendo inmediatamente el camello según su esquema primitivo. Niklaus ya logró cambiar de sitio, sin tocarla, una gota de agua pesada. También ha podido evaluar, hasta donde lo permite la discreción de la materia, la energía cuántica que dispara una pezuña de camello. Nos parece inútil abrumar aquí al lector con esa cifra astronómica.
La única dificultad seria en que tropieza el profesor Niklaus es la carencia de una planta atómica propia. Tales instalaciones, extensas como ciudades, son increíblemente caras. Pero un comité especial se ocupa ya en solventar el problema económico mediante una colecta universal. Las primeras aportaciones, todavía un poco tímidas, sirven para costear la edición de millares de folletos, bonos y prospectos explicativos, así como para asegurar al profesor Niklaus el modesto salario que le permite proseguir sus cálculos e investigaciones teóricas, en tanto se edifican los inmensos laboratorios.
En la hora presente, el comité sólo cuenta con el camello y la aguja. Como las sociedades protectoras de animales aprueban el proyecto, que es inofensivo y hasta saludable para cualquier camello (Niklaus habla de una probable regeneración de todas las células), los parques zoológicos del país han ofrecido una verdadera caravana. Nueva York no ha vacilado en exponer su famosísimo dromedario blanco.
Por lo que toca a la aguja, Arpad Niklaus se muestra muy orgulloso, y la considera piedra angular de la experiencia. No es una aguja cualquiera, sino un maravilloso objeto dado a luz por su laborioso talento. A primera vista podría ser confundida con una aguja común y corriente. La señora Niklaus, dando muestra de fino humor, se complace en zurcir con ella la ropa de su marido. Pero su valor es infinito. Está hecha de un portentoso metal todavía no clasificado, cuyo símbolo químico, apenas insinuado por Niklaus, parece dar a entender que se trata de un cuerpo compuesto exclusivamente de isótopos de níkel. Esta sustancia misteriosa ha dado mucho que pensar a los hombres de ciencia. No ha faltado quien sostenga la hipótesis risible de un osmio sintético o de un molibdeno aberrante, o quien se atreva a proclamar públicamente las palabras de un profesor envidioso que aseguró haber reconocido el metal de Niklaus bajo la forma de pequeñísimos grumos cristalinos enquistados en densas masas de siderita. Lo que se sabe a ciencia cierta es que la aguja de Niklaus puede resistir la fricción de un chorro de electrones a velocidad ultracósmica.
En una de esas explicaciones tan gratas a los abstrusos matemáticos, el profesor Niklaus compara el camello en tránsito con un hilo de araña. Nos dice que si aprovecháramos ese hilo para tejer una tela, nos haría falta todo el espacio sideral para extenderla, y que las estrellas visibles e invisibles quedarían allí prendidas como briznas de rocío. La madeja en cuestión mide millones de años luz, y Niklaus ofrece devanarla en unos tres quintos de segundo.
Como puede verse, el proyecto es del todo viable y hasta diríamos que peca de científico. Cuenta ya con la simpatía y el apoyo moral (todavía no confirmado oficialmente) de la Liga Interplanetaria que preside en Londres el eminente Olaf Stapledon.
En vista de la natural expectación y ansiedad que ha provocado en todas partes la oferta de Niklaus, el comité manifiesta un especial interés llamando la atención de todos los poderosos de la tierra, a fin de que no se dejen sorprender por los charlatanes que están pasando camellos muertos a través de sutiles orificios. Estos individuos, que no titubean en llamarse hombres de ciencia, son simples estafadores a caza de esperanzados incautos. Proceden de un modo sumamente vulgar, disolviendo el camello en soluciones cada vez más ligeras de ácido sulfúrico. Luego destilan el líquido por el ojo de la aguja, mediante una clepsidra de vapor, y creen haber realizado el milagro. Como puede verse, el experimento es inútil y de nada sirve financiarlo. El camello debe estar vivo antes y después del imposible traslado.
En vez de derretir toneladas de cirios y de gastar dinero en indescifrables obras de caridad, las personas interesadas en la vida eterna que posean un capital estorboso, deben patrocinar la desintegración del camello, que es científica, vistosa y en último término lucrativa. Hablar de generosidad en un caso semejante resulta del todo innecesario. Hay que cerrar los ojos y abrir la bolsa con amplitud, a sabiendas de que todos los gastos serán cubiertos a prorrata. El premio será igual para todos los contribuyentes: lo que urge es aproximar lo más que sea posible la fecha de entrega.
El monto del capital necesario no podrá ser conocido hasta el imprevisible final, y el profesor Niklaus, con toda honestidad, se niega a trabajar con un presupuesto que no sea fundamentalmente elástico. Los suscriptores deben cubrir con paciencia y durante años, sus cuotas de inversión. Hay necesidad de contratar millares de técnicos, gerentes y obreros. Deben fundarse subcomités regionales y nacionales. Y el estatuto de un colegio de sucesores del profesor Niklaus, no tan sólo debe ser previsto, sino presupuesto en detalle, ya que la tentativa puede extenderse razonablemente durante varias generaciones. A este respecto no está de más señalar la edad provecta del sabio Niklaus.
Como todos los propósitos humanos, el experimento Niklaus ofrece dos probables resultados: el fracaso y el éxito. Además de simplificar el problema de la salvación personal, el éxito de Niklaus convertirá a los empresarios de tan mística experiencia en accionistas de una fabulosa compañía de transportes. Será muy fácil desarrollar la desintegración de los seres humanos de un modo práctico y económico. Los hombres del mañana viajarán a través de grandes distancias, en un instante y sin peligro, disueltos en ráfagas electrónicas.
Pero la posibilidad de un fracaso es todavía más halagadora. Si Arpad Niklaus es un fabricante de quimeras y a su muerte le sigue toda una estirpe de impostores, su obra humanitaria no hará sino aumentar en grandeza, como una progresión geométrica, o como el tejido de pollo cultivado por Carrel. Nada impedirá que pase a la historia como el glorioso fundador de la desintegración universal de capitales. Y los ricos, empobrecidos en serie por las agotadoras inversiones, entrarán fácilmente al reino de los cielos por la puerta estrecha (el ojo de la aguja), aunque el camello no pase.
JUAN PABLO VILLACRESES MORA

JUAN PABLO VILLACRESES MORA (Photo credit: Wikipedia)
Niklaus Riggenbach (1817-1899)

DIEZ COSAS QUE (PROBABLEMENTE) NO SABÍAS SOBRE LOVECRAFT,POR MIGUEL LUPIÁN SOTO

Lovecraft: a Biography

Lovecraft: a Biography (Photo credit: Wikipedia)
Lovecraft: a Biography (Photo credit: Wikipedia)
H. P. Lovecraft

H. P. Lovecraft (Photo credit: Wikipedia)
H. P. Lovecraft (Photo credit: Wikipedia)
Que su papá fue recluido en un manicomio, que perdió su antigua casa, que su madre lo vestía de niña, que le encantaba el helado, que redactó alrededor de 100.000 cartas, que un grupo de amigos/escritores crearon el Círculo de Lovecraft… Son datos que ya conoces.
Por eso, te comparto estas diez cosas, elegidas de mis libros, sobre todo del prólogo de En las montañas de la locura de Juan Antonio Molina Foix (Cátedra, 2011), que probablemente no sabes acerca del demiurgo de Providence:
1. Lovecraft, en junio de 1922, comenzó a escribir una noveleta, “al estilo de Vathek”, llamada Azathoth, pero nunca la terminó. Sólo escribió un fragmento de 480 palabras, que inicia así:
Cuando el mundo se hizo viejo y el espíritu humano perdió su capacidad de asombro; cuando las ciudades en penumbra alzaron a los humeantes cielos altas torres, lúgubres y feas, a cuya sombra nadie podía soñar con el sol o los prados floridos de la primavera; cuando el saber despojó a la tierra de su manto de belleza y los poetas no cantaban ya más a que distorsionados espectros que veían sus ojos empañados e introvertidos; cuando esas cosas habían desaparecido para siempre, hubo un hombre que viajó más allá de la vida en busca de los espacios adonde habían huido  los sueños del mundo.
2. Es bien sabido que August Derleth rescató la obra de Lovecraft, pero éste originalmente había designado a su amigo Robert H. Barlow como albacea literario. Sin embargo, acusado por Clark Ashton Smith de no saber cumplir con su papel y de falta de ética, Barlow cedió los papeles a Derleth quien, asociado con Donald Wandrei, montó la editorial ArkhamHouse, que en 1939 publicó la antología The Outsiders and Others, que reunía los relatos más significativos de Lovecraft.
LOVECRAFT
3. Lovecraft le confesó a Robert E. Howard que no recordaba muy bien de dónde había sacado el nombre Abdul Alhazred (creador del Kitab al-Azif, renombrado posteriormente comoNecronomicón); que tenía un vago recuerdo que lo asociaba al abogado de su familia (Albert A. Baker), pero que no podía acordarse si le había pedido que inventase un nombre árabe para él o si sólo le había preguntado qué le parecía el nombre que él se había inventado.  Según Sprague de Camp, Alhazred se deriva probablemente de Hazard, apellido de una antigua familia de Rhode Island emparentada con los Phillips. Otros apuntan que se trata de un juego de palabras: “All has read” o “Has readall” (Todo lo que ha leído o Ha leído todo). Y otros sugieren  que es un término yemení que podría traducirse como “el que ve lo que no debería ser visto”.
4. A la edad de siete años, a Susan (su madre) se le ocurrió la genial idea de apuntarlo a clases de baile y Lovecraft, sin pensárselo dos veces, le replicó contundentemente: “Nemoenimferesaltatsobriusnisiforteinsanit”, famosa frase de Cicerón que significa: “Nadie baila sobrio a menos que esté completamente loco”.
5. Las primeras traducciones de la obra de Lovecraft fueron al francés en las antologías La couleurtombée du ciel y Dansl´abîme du temps, que aparecieron en 1954 en Denoël, en la colecciónPrésence du Futur (números 4 y 5, respectivamente), firmadas por Jacques Papy.
Las primera traducción al castellano fue El color que cayó del espacio (que incluía también El llamado de CthulhuLa casa maldita, Los gatos de Ulthar y Dagon), por Ricardo Gosseyn para la editorial argentina Minotauro.
6. El origen de los Night-Gaunts (noctívagos demacrados), criaturas negras, flacas, viscosas, con cuernos, rabos de púas, alas de murciélago y sin ningún tipo de rostro, que aparecieron en uno de sus poemas más famosos (del mismo nombre) y posteriormente en la noveletaTheDream-Quest of UnknownKadath, se debió a una pesadilla recurrente que lo atormentó cuando tenía seis o siete años. Estas criaturas solían agarrarlo por el estómago (probablemente como reflejo de su mala digestión) y lo llevaban por los aires a través de horribles ciudades muertas. La imagen la sacó de una mezcla de recuerdos de dibujos de Doré (en gran parte ilustraciones de El paraíso perdido) que le fascinaban en sus horas de vigilia.
7. La única mascota que Lovecraft tuvo en su vida fue un gato de nombre Nigger-Man, cuya pérdida, aunada a la de su abuelo y a la de su antigua casa, fue devastadora, contemplando la posibilidad del suicidio.
8. Su primera publicación profesional de ficción fue el serial Herbert West – Reanimator, en 1922 porHome Brew.
9. Todos coinciden en que Poe fue el escritor que más influyó en su obra. Pero en el invierno de 1919-1920 otro escritor lo marcó profundamente: lord Dunsany. Cuando cayó en sus manos un ejemplar de A dreamers tale (1910), Lovecraft le confesó a Clark Ashton Smith: “El primer párrafo me paralizó como una descarga eléctrica y con sólo leer dos páginas me convertí de por vida en devoto de Dunsany.”
Su pintoresca y arcaica dicción, su majestuosa repetición de palabras dentro de una misma frase, su cosmogonía con resonancias bíblicas inventadas, sus hipotéticos panteones de divinidades, sus osadas geografías fantásticas de extraños y sugerentes nombres, su personificación de fuerzas elementales, su sorprendente y exótico folklore e incluso sus olvidados cultos malignos impulsaron considerablemente la obra de Lovecraft.
10. Breve carta de presentación de sus labores como corrector de estilo (y lo que cobraba):
Cuento con excepcional experiencia en la preparación correcta y fluida de textos sobre cualquier tema, y en afrontar los problemas más difíciles e intrincados para volver a redactarlos y efectuar una revisión constructiva de los mismos, tanto en prosa como en verso.
Corrección y mecanografiar (por página de 300 palabras)
a) Mecanografiar a doble espacio (+1 copia) sin ninguna corrección excepto sintaxis y ortografía….. 25 centavos
b) Ligera corrección sin volver a mecanografiar (mejorar la prosa, sin aportar nada nuevo)….. 25 centavos
c) Ligera revisión y mecanografiar a doble espacio (+1 copia)….. 50 centavos
d) Corrección a fondo sin volver a mecanografiar (mejoras, incluso cambios estructurales, alteraciones, añadidos o supresiones; posible introducción de nueva trama). Requiere nuevo texto o manuscrito aparte; bosquejo a mano…..  75 centavos
e) Corrección a fondo y mecanografiar a doble espacio (+1 copia)…..  1 dólar
f) Reescribir manuscrito original, sinopsis, notas sobre la trama, esbozo de una nueva idea o simplemente sugerencias. Revisión completa del texto, tanto del lenguaje como del desarrollo argumental; bosquejo a mano…..  2.25 dólares
g) Revisión completa del texto como el punto anterior, mecanografiar a doble espacio (+1 copia)…..  2.50 dólares
RELATED ARTICLES

DESVELO,POEMAS DE GILBERTO OWEN

La noche es para mí

La noche es para mí (Photo credit: Wikipedia)
La noche es para mí (Photo credit: Wikipedia)
Ella goes to the doctor

Ella goes to the doctor (Photo credit: happykatie)
Ella goes to the doctor (Photo credit: happykatie)
Ella

Ella (Photo credit: david-emil)
Ella (Photo credit: david-emil)

Niños limpiabotas (Iraq, Basora, abril 2002)Niños limpiabotas (Iraq, Basora, abril 2002) (Photo credit: taimambi)

GILBERTO OWEN

1. PUREZA

¿Nada de amor -¡de nada!- para mí?
Yo buscaba la frase con relieve, la palabra
hecha carne de alma, luz tangible,
y un rayo del sol último, en tanto hacía luz
el confuso piar de mis polluelos.
Ya para entonces se me había vuelto
el diálogo monólogo,
y el río, Amor -el río: espejo que anda-,
llevaba mi mirada al mar sin mí.
¡Qué puro eco tuyo, de tu grito
hundido en el ocaso, Amor, la luna,
espejito celeste, poesía!

2. CANCIÓN

De la última estrella
a la primera
fue para oler las rosas.
Vuelta, al revés, del mundo,
abierta la memoria
de la primera estrella
a ti -mujer, idea-,
¿hasta cuándo la última?

3. LA NOCHE, QUE ME ESPÍA POR EL OJO…

La noche, que me espía por el ojo
de la cerradura del sueño,
gotea estrellas de ruidos inconexos.
¿Para qué este hilo de aire con ecos?
Ya ningún lápiz raya mi memoria
con el número de ningún teléfono.
Mi mensaje cae conmigo
sin mis miradas, cuerdas de un trapecio
suspendido, otros días,
de mi cabeza sobre el cielo.
Y nadie inventa aún al inalámbrico
una aplicación para esto:
uno puede caer cien siglos
-sin una honda agua de sueño,
sin la red salvavidas de una antena-
al silencio.

4. EL AGUA, ENTRE LOS ÁLAMOS…

El agua, entre los álamos,
pinta la hora, no el paisaje;
su rostro desleído entre las manos
copia un aroma, un eco…
(Colgaron al revés
ese cromo borroso de la charca,
con su noche celeste tan caída
y sus álamos hacia abajo,
y yo mismo, la cabeza en el agua
y el pie en la nube negra de la orilla.)
Llega -¿de dónde?- el tren;
corazón -¿de quién?- alargado,
oscuro y próspero, la vía
nos lo plantea = algo
más allá del alcance de los ojos.
Terremoto: llorando demasiado
los sauces salen al camino
como mujeres aterrorizadas.
Incendio: la luna, viento frío,
arrastra el humo de las sombras
hasta detrás del horizonte.
En el bosque, con tantos mármoles,
no queda sitio ya para las ninfas:
sólo Eco, tan menudita,
tan invisible y tan cercana.
Sólo una memoria sin nexo:
“cuéntalas bien
que las once son”.
Luego el castigo de la encrucijada
por el afán de haber querido
saber a dónde llevan todos los caminos:
1, al pueblo; 100, a la ciudad; 1000, al cielo;
todos de ti y ninguno a ti,
a tu centro impreciso, alma,
eje de mi abanico de miradas,
surtidor exaltado de caminos.

5. EL RECUERDO

Con ser tan gigantesco, el mar, y amargo,
qué delicadamente dejó escrito
-con qué línea tan dulce
y qué pensamiento tan fino,
como con olas niñas de tus años-,
en este caracol, breve, su grito.

6. PALABRAS

Sólo tu palabra,
río, deletreada,
repetida, agria.
Sólo las estrellas
-solas- en el agua
y despedazadas.
¡Ya viene la luna!
Río, despedázala,
como a tu palabra
el silencio, como
la noche a la amada,
río, por románticas.

7. CIUDAD

Alanceada por tu canal certero,
sangras chorros de luces,
martirizada piel de cocodrilo.
Grito tuyo -a esta hora amordazado
por aquella nube con luna-,
lanza en mí, traspasándome, certera,
con el recuerdo de lo que no ha sido.
Y yo que abrí el balcón sin sospecharlo
también, también espejo de la noche
de mi propio cuarto sin nadie:
estanterías de las calles
llenas de libros conocidos;
y el recuerdo que va enmarcando
sus retratos en las ventanas;
y una plaza para dormir, llovida
por el insomnio de los campanarios
-canción de cuna de los cuartos de hora-,
velándome un sueño alto, frío, eterno.

8. DESAMOR

¡Qué bosque -cómo oprime- tan oscuro!
Ganas de sacudir los árboles
para que caiga aquella luz
que se quedó enredada
entre las ramas últimas.
-Ella se quedaría, esclava,
trémula entre los dedos de Josué
detrás del horizonte, sin remedio-.
¡Luz de ayer, luz de ayer,
lluévete, vertical, a mi memorial
¡Rompe las rejas de los troncos,
horizontal luz de mañana!

9. ADIÓS

Todo este día corrió
el tren por mi pensamiento.
Toda la noche su sirena
rayará mi desvelo.
Y no poder imaginar
el vértice hipotético
en que se une la vía, tan lejano.
Nunca, nunca podré beber el sueño
en la confluencia amarga de su grito
y mi sollozo, siempre paralelos
y persiguiéndose,
toda la noche, en mi desvelo.

10. TIERRA QUE LA GUARDA AHORA…

Tierra que la guarda ahora
-montoncito de tierra
y un poco de savia en los árboles-.
Ramas sin marzo, sin viento,
metálicas, más de luna
que de árbol, casi de alma.
Esta vez no ha quedado nada
del día en mi mirada.
Noche demasiado lírica.
Ella estará aquí más presente
-viéndome completo-
que yo que la creo sólo
puñadito de tierra
y un poco de savia en los árboles.

11. SOLEDAD

Soledad imposible conmigo tan aquí
y mi memoria tan despierta.
Y además la plegaria
por la estrella perdida, tan sin luz,
por Blanca de Nieves, dormida
nube con luna en su ataúd de cielo,
y por el campo, ese hospiciano prófugo
que equivocó la senda y se tiró,
ya cansado, a la orilla del camino,
desesperando de llegar al pueblo.
Y hay también las canciones perdidas
que no se sabe nunca quien cantó;
y esta correspondencia sin palabras
de ojos a estrella, de alma a luz de luna.

12. ADIÓS

El pañuelo de espumas
del rompeolas me lloraba, ¡adiós!,
y en la noche aquel grito -aquella estrella-,
¡ven! y mi corazón que era sólo
un temblor que cantaba, en medio,
y de mi hondura, hacia la nada,
ya sin mis ojos, yo.
Y mi nombre escrito en la arena,
y tu ascensión, luz, lumbre, sobre el mar;
luego de allá, lejos, la onda,
de aquí, de mí, la sombra
que todo lo borraban.
El mar dormía
como nunca, y como si fuera
ya para siempre, sin mi alma.

13. EL TRANVÍA

A esta hora ese telegrama amarillo
ya sólo trae malas noticias:
un hombre, yo, tan agobiado…
¡Cómo abre -¡qué lívida!-
sus ventanas, leyéndolo, mi casa!

14. COROLAS DE PAPEL DE ESTAS CANCIONES…

Corolas de papel de estas canciones.
Se abren cuando al alba
nocturna de la lámpara
rompe a cantar ociosa
la ternura enjaulada entre los dedos.
Se cierran cuando Venus matutina
cae desprendida de su rama,
aún no madura y ya picoteada
por el frío del alba verdadera.

15. ROMANCE

Niño Abril me escribió de un pueblo
por completo silvestre, por completo.
Pero yo con mi sombra estaba
haciendo sube y baja
en balanza de aire, a la ventana,
y el pasado pesaba más,
y se divulgó aquella carta
al caer a pasearse al bulevar.
Señor policía el cielo,
yo no hice aquel verso, no,
que la estrella que veis ahogada
sola a mi espejo se cayó.
Camino incansable, automóvil
para poetas, siempre a cien
kilómetros, y río que se va;
el cenit viene con nosotros,
el horizonte huye sin fin.
Niño Abril me escribía: “En junio,
ya no flor y no fruto aún,
¿qué prefieres, el pan o el vino?”
-Yo prefiero el vino y el pan,
y ser a la vez yo y mi sombra,
y tener cabal todo el campo
en mi árbol del bulevar.
Señor policía el viento,
yo no ando desnudo, no.
que la sombra que veis llorando
de un sueño mío se cayó.

FINAL

Palabras oscuras, que entonces
me parecían, ¡ay! , tan claras.
Hoy me estaría aquí pensando
hasta el alba, desesperadamente,
sin arrancarles un sentido:
¡tan de otro me suenan,
tan lejanas!
En cambio ésta aún no modulada
que en mí dirá una voz innata,
¡qué desnuda la siento,
qué nueva aún y ya qué conocida!
Está en mí -y en ti, libro,
como un recién nacido en el regazo
frío de este silencio, este cadáver,
hoy, de aquellas palabras.
FUENTE:
RELATED ARTICLES